domingo, 21 de septiembre de 2008

Stiv Bators: La leyenda del chico muerto



Russian Roulette, Un tema que me estremece, me pone la piel de gallina cada vez que lo escucho...
Pues sí, tras largos meses de pereza bloquera, voy a escribir una entradilla. Y lo voy a hacer sobre un mito de la música moderna, que no goza de todo el reconocimiento que debiera. El nombre de Stiv Bators despierta una gran admiración entre los círculos de aficionados a la música, como el puntal que es de varios subgéneros del rock. Sin embargo no goza de la misma fama entre públicos más amplios que digamos, un Iggy Pop, o, en un estilo diferente, una Janis Joplin.


Sin embargo, hablar de Stiv Bators, es hablar de un pionero del Punk, más tarde del género siniestro, y luego del Power-Pop. En primer lugar, los dos discos de los Dead Boys fueron una de las chispas que encendió el punk norteamericano. Más tarde, con los Lords of the new church, banda extrañamente semi-olvidada, fueron uno de los puntales del género gótico o siniestro, y finalmente sus discos más tardíos en solitario, son considerados como algunos de los primeros álbumes de Power-Pop como tal; en esta época Bators jugó con las melodías estilo años 50, la música que había escuchado en su juventud.

Bators nunca tuvo una gran voz en el sentido más estricto del término, y sin embargo, me parece uno de los grandes cantantes del rock, por su asombrosa expresividad y habilidad para transmitir sus sentimientos con inmediatez y crudeza; la voz de Bators pasa de la ternura a la frustración en un momento; suciedad, fascinación, misterio, desesperación....y como letrista, va encadenando unas imágenes que se graban a fuego en la imaginación...

Cuelgo en el encabezado del post una de mis canciones favoritas de los Lords of the new church
; "Russian roulette", un clásico absoluto, con esa melodía hipnótica, y esa letra... "I'm on the Helicopter ride trough Vietnam, I´m the leicester square kid, i'm superman (...) I gotta lust for glory and a tape machine. I'm living out Frank Coppola's dreams. Outta my mind I'm feelin' mean. I'm Nuremberg Stepper blowin' wets away. I gotta headful of Hendrix, I'm feelin'OK. I'm a late night thriller, I'm miss La Ray. Outta my mindcan I come to play? Hey, hey, hey, we're in the movie, I feel up and I feel groovy, Let's go out and get some of that, Gimme gimme gimme some Russian Roulette."


Puedo imaginar a Stiv saliendo del cine de ver "Apocalypse now", cargado de excitación y escribir acto seguido esos versos. La película obviamente es citada indirectamente en la canción "Helicopter ride through Vietnam" "I´m living out Frank Coppola's dreams"...; y adoro la frase "Hey hey hey, where in the movie, i feel up, and i feel groovy". Aunque es sólo una suposición mía, podría ser uno de esos casos en los que una película inspira una canción (uno de los ejemplos más conocidos es "2001, una odisea en el espacio", y el tema de Bowie "Space oddity", escrito tras salir de ver el film). Poseo una copia en vinilo de este maravilloso disco de los Lords, en el que la voz de Stiv es como una cuchilla cortante, desgranando historias apocalíticas acerca de la decadencia, el miedo nuclear, la guerra fría, los videojuegos...ya el disco inicia con unas frases demoledoras "Ahora que todos los héroes han muerto, que todos los sacerdotes y los políticos han mentido...los actores, despues de todo, sólo estaban actuando...".

Otro de los vídeos que dejo es la versión de Nouvelle Vague del maravilloso tema de los Lords "Dance with me", una canción por la que cada vez siento más fascinación...vaya letra..."Let's dance little stranger/Show me secret sins/Love can be like bondage/Seduce me once again./Won't you dance with me/In my world of fantasy?". Bah, hay tanto misterio y sensualidad en esta canción...la versión de Nouvelle Vague le da una nueva dimensión al tema, pero tampoco desmerezco la versión de Stiv.



Podría también hablar de la toda la leyenda de Bators conviviendo en el mismo piso con Johnny Thunders y Mike Monroe (Hanoi rocks), la auténtica créme de la créme del romanticismo rocanrolero más sucio y callejero. Pero eso es harina de otro costal, y he preferido centrarme en lo musical, antes que relatar las típicas anécdotas. Sin embargo, lo que si me sigue pareciendo digno de mención y conmovedor es la manera en que alguien como Mike Monroe, para mí es uno de los pocos auténticos mitos vivientes del rock, por no decir el rock and roll en persona, y por quien siento una desmesurada admiración, por la manera en que ha llevado una carrera impecable, y por su valor y coherencia como artista, sigue recordando la obra de Bators, hasta el punto de que prácticamente no hay entrevista en la que lo deje de mencionar, o momento que no aproveche para alabar su música como una de sus mayores influencias.

Y cierro con unas frases de un tema de los Dead Boys que recoje como ninguno el espíritu destructivo y nihilista del Punk. "Aint it fun", es un tema en el que cada susurro de Bators es como el filo afilado de una navaja...

"No es gracioso/cuando le dices que ella sólo es un coño/no es gracioso, cuando ella rompe y te deja sólo/no es gracioso, cuando has destrozado cualquier cosa que has empezado/no es gracioso cuando sabes que vas a morir joven/que gracioso/(...)atravieso el cristal con mi puño/ni siquiera lo sentí/ocurrió tan rápido"...

La vida de Stiv acabó de una forma absurda, tras atropellarlo un coche en una calle de París, en 1990.

****************************Discografía selecta ***********************

-Con The Dead Boys

Young, Loud and Snotty (1977)
We Have Come for Your Children (1978)
Night of the Living Dead Boys (directo) (1981)

-Con Lords of the New Church

The Lords of the New Church (1982)
Is Nothing Sacred? (1983)
The Method to Our Madness (1984)
Scene of the Crime (directo)(1988)
Killer Lords (recopilatorio) (1985)
The Lord's Prayer I (rarezas) (2002)
The Lord's Prayer II (rarezas) (2003)

-En solitario

Disconnected (1980)
The Lord and the New Creatures (1981)
L.A. L.A. (L.A. Confidential,2004)(1994)
The Last Race (1996)