domingo, 25 de enero de 2009

Mereció la pena

Hace un par de semanas que falleció una de las leyendas vivas del rock y de la música popular de este siglo: Ron Asheton, el mítico guitarrista de los Stooges, uno de los responsables de esas tres obras maestras llamadas "The Stooges" "Funhouse" y "Raw Power", y creador de esa muralla sónica que sacudió las mentes y los cuerpos de los que anonadados escucharon su sonido en 1967, 10 años por delante de su época.

Y lo único en que puedo pensar, es que nada menos que 40 años después de su formación, los Fuckin' Stooges se liaron la manta a la cabeza, y en lugar de estar descansando su edad en su casita y viviendo de royalties, nos regalaron una reunión, y medio planeta, incluído yo, tuvo el privilegio de poder presenciar esto:



Estos tios se reunieron, patearon el culo de medio mundo, y yo me quedo en la mente con el recuerdo imborrable de haber visto a The Stooges, una de las bandas míticas del rock, tocando en Santiago, y el recuerdo de un público que estaba observando aquel festival y los grupos que se sucedían, impasible y de brazos cruzados, hasta que aparecieron The Stooges en escena. Y aquello se transformó en un campo de batalla. Que coño. Era uno de los grandes, se fue pateando culos y por todo lo alto.
Vimos a los Fuckin' Stooges pateándole el culo al Siglo XXI. Mereció la pena. Joder, vaya si la mereció.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

O mellor sí que a mereceu, pero quizaves penso que hai outras cousas que a merezan muito máis.

Anónimo dijo...

Pues yo no.